cómo comprar una vivienda

Pasos a seguir para comprar una vivienda

Tener una casa en propiedad suele ser uno de los objetivos más importantes y cruciales para la mayoría de personas adultas con cierta estabilidad social y laboral, pero conseguirlo suele ser bastante complicado. No todo el mundo puede acceder hoy en día a una hipoteca, y embarcarse en ella tampoco es una cuestión baladí. Por eso, antes de aventurarse hacia el emocionante reto de adquirir una vivienda, es preciso tener en cuenta una serie de consideraciones para ahorrarse disgustos. Y es que comprar una vivienda es una de las inversiones más serias que podamos realizar en la vida, por regla general, por lo que hay que actuar con calma, pensando bien con la cabeza y, sobre todo, manteniendo los pies en el suelo en todo momento.

que necesito para comprar una vivienda

 

Cosas a tener en cuenta antes de firmar las escrituras de una vivienda

  • Cargas de la vivienda: Muchas veces, la emoción de haber encontrado el que creemos nuestro primer y nuevo hogar, hace que se pasen por alto un montón de cuestiones fundamentales para que la compra no termine siendo un desastre o una fuente inagotable de futuros disgustos. En este sentido, es muy importante averiguar si la casa que deseamos comprar tiene algún tipo de cargas fiscales, embargos, hipotecas sin cerrar…etc. Para salir de dudas tan solo tendremos que solicitar al Registro de la Propiedad la información oportuna o, si queremos ir un poco más allá a la hora de averiguar datos que no se contemplen en el registro, como si un terreno es legal o no lo es, podremos acercarnos al ayuntamiento correspondiente de la zona para adquirir un certificado de legalidad urbanística.
  • Hacer siempre una escrituración pública: Este punto trata de aquella declaración pública, realizada generalmente ante notario, en la que tanto comprador como vendedor se comprometen a realizar la transacción de compraventa de la vivienda y de todas aquellas particularidades y exigencias que se hayan contemplado para la misma. Es cierto que la realización de una escritura pública no es del todo obligatoria a la hora de comprar o vender una vivienda, pero desde luego suele ser la tónica general para ahorrarse problemas en el caso, por ejemplo, de que alguno de los miembros quiera desdecirse de su compromiso más tarde.
  • Contrato privado entre las partes: El contrato privado es aquel que se realiza entre las partes interesadas en la compraventa, antes de la formalización de la escrituración pública. Ese contrato privado debe contemplar ya aspectos como el precio, los gastos de compraventa y quién se hace cargo de los mismos, o el certificado energético.
  • Obtener un certificado energético: La ley aprobada en junio del 2013 nos obliga a tener un certificado energético válido cuando compramos o alquilamos un piso o inmueble. En dicho documento el comprador será informado sobre el consumo de la vivienda, las emisiones de CO2 y su eficiencia energética. Las calificaciones van desde la A hasta la G, con una diferencia de consumo que puede variar hasta 6 o 7 veces más.
  • Cambios de suministros: Es importante que, una vez hayamos realizado la compra del inmueble, no olvidemos realizar el cambio de titular en los suministros de agua, gas y electricidad del mismo, de esa manera evitaremos posibles confusiones y problemas en las facturas. Además debemos comprobar con anterioridad el consumo de todos los suministros y ver si están al corriente las facturas y gastos pendientes, ya que de esa manera evitaremos tener que hacernos cargo de los consumos que nos hayamos realizado nosotros con fecha anterior a la compra de la vivienda.
  • Estado con respecto a la comunidad de vecinos: Es indispensable averiguar cuáles son las obligaciones y derechos como nuevo propietario en la comunidad de vecinos, así como averiguar los posibles problemas que se hayan originado anteriormente y estén sin resolver (cualquier tipo de obra o reparación que afecte a nuestra vivienda o a la comunidad).

pasos para comprar una vivienda