Edificio de viviendas en alquiler

Plan Estatal de Vivienda 2017-2020

Cada tres años, el Gobierno de España saca a la luz y hace entrar en vigor un Plan Estatal de Vivienda que se encarga de regular este sector durante un trienio. En este caso, el que está en funcionamiento actualmente comprende el período entre 2017 y 2020. Debido a su reciente publicación, en este artículo nos hemos propuesto desgranarlo para que conozcas mejor en qué se fundamenta.

Aspectos generales relativos al Plan Estatal de Vivienda 2017 – 2020

El Plan Estatal de Vivienda para el período 2017 – 2020 fue aprobado, el pasado mes de diciembre de 2016, por la Comisión de Fomento del Congreso de los Diputados con el objetivo de sustituir al anterior que estuvo vigente entre 2013 y 2016. En concreto, está bastante basado en el anterior y, de hecho, mantiene y prorroga las ayudas contempladas en este, lo cual se debió a la situación del Gobierno de España, que se encontraba en funciones.

Fundamentalmente, este nuevo Plan Estatal de la Vivienda se centra en fomentar las ayudas al alquiler y se marca como objetivo plantear facilidades para que cualquier persona, haciendo hincapié en aquellas con menor cantidad de recursos económicas, puedan tener acceso a una vivienda digna. Para ello, el ejecutivo ha decidido incluir al texto una dotación de 321,61 millones de euros.

Este dinero se repartirá, fundamentalmente, para conceder ayudas al alquiler, así como a fomentar la renovación y rehabilitación de barrios y viviendas. Además, a esa cantidad hay que sumar un total de 140 millones concedidos por el Ministerio de Fomento que están destinados a subsidiar préstamos vinculados a la vivienda. A tenor de estas cifras y a lo estipulado en el Plan Estatal de la Vivienda 2017 – 2020, es de prever que se generen más de 12 700 puestos de trabajo y que se concedan alrededor de 100 000 ayudas al alquiler.

¿Cuáles son los requisitos recogido en el Plan Estatal de la Vivienda para acceder a las ayudas de alquiler?

El texto recoge una serie de requisitos que aquellos que deseen optar a las ayudas de alquiler deben cumplir para su concesión. Son las siguientes:

– Ser el titular de un contrato de arrendamiento en calidad de arrendatario, es decir, de inquilino, o estar en disposición de suscribirlo.
– Destinar la vivienda alquilada o a alquilar a ser y constituir la residencia permanente y habitual del arrendatario.
– La renta mensual de la vivienda debe ser inferior o igual a los 600 €. En este sentido, cada comunidad autónoma puede fijar un límite más bajo si así lo estima oportuno.
– La persona o personas que vayan a ser titulares del contrato o que, en su defecto, vayan a residir de forma habitual y permanente en el domicilio, deben tener unos ingresos que no excedan el límite marcada para la unidad de convivencia en el apartado 2.b) del artículo 6 del Plan Estatal de Vivienda. En este sentido, se fija el IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples) multiplicado por 3 para fijar dicho límite, aunque las comunidades autónomas están en disposición de fijar uno inferior.

¿En qué consisten las ayudas fijadas por el Plan Estatal de la Vivienda 2017 – 2020?

Las ayudas para el alquiler también están marcadas de manera bastante precisa. En este sentido, en caso de cumplir con todos los requisitos citados anteriormente, podrás acceder a una bajo las siguientes condiciones:

1. Que no exceda el 40 % de la renta anual.
2. El límite por cada vivienda se fija en los 2400 € al año.
3. La duración máxima de la ayuda es de 12 meses. Sin embargo, se puede prorrogar en períodos de 12 meses de manera sucesiva hasta que el Plan llegue al final de su período de vigencia.

Otras ayudas contempladas en el Plan Estatal de la Vivienda 2017 – 2020

Como ya dijimos al comienzo de este artículo, el alquiler no es el único sector del mercado inmobiliario para el que el Plan Estatal de la Vivienda 2017 – 2020 prevé conceder ayudas. Y es que, además, la rehabilitación de inmuebles es otro de los apartados sobre los que hace especial énfasis el texto.

Dentro de las ayudas para la rehabilitación de viviendas incluidas en este Plan hay que destacar que, en ellas, se incluyen todas aquellas que sean de carácter unifamiliar o rural. De igual forma, también están contempladas para la mejora de la eficiencia energética de los edificios, para lo cual se ha redactado un plan específico al respecto. Por su parte, tampoco hay que olvidar que dichas ayudas también podrán ser disfrutadas por quienes necesiten mejorar la accesibilidad a sus casas o edificios siempre que se atiendan, para ello, los parámetros fijados en términos de conservación y mejora medioambiental.

Otro de los problemas a los que pretende hacer frente el Plan Estatal de la Vivienda 2017 – 2020 es al de las viviendas desocupadas dentro de España. Y es que, en estos momentos, se estima que en nuestro país hay un total de 3,5 millones de casas vacías. Por ello, el texto trata de instar tanto a las entidades financieras como a las administraciones públicas para que estas sean ocupadas por la población más vulnerable en términos de recursos económicos.

Esta medida ha creado bastante falta de consenso y acuerdo entre todos los agentes del sector inmobiliario. Y es que, en términos generales, los especialistas creían más adecuado dar a los inquilinos y a los propietarios determinados incentivos con el objetivo de que estas viviendas saliesen a la luz y pasasen a estar ocupadas.

En resumen, el Plan Estatal de la Vivienda 2017 – 2020 busca conceder ayudas a las personas que demandan una vivienda de alquiler en la que residir y que disponen de menos recursos económicos. Asimismo, con el propósito de fomentar la bajada general de precios y atenuar la enorme demanda existente, la cual se contrapone con la falta de inversión en el sector de la compra y venta de inmuebles, fomenta la salida al mercado de las más de 3,5 millones de viviendas vacías. Todo ello a la vez que, además, trata de mejorar el estado general de los edificios, mejorar su accesibilidad y modernizarlos en términos de eficiencia energética.