Tipos de salvaescaleras y ascensores unifamiliares que podemos instalar en una vivienda

Plataforma salvaescaleras

Las sillas, plataformas salvaescaleras y los ascensores unifamiliares son una gran solución para hacer de nuestra vivienda un lugar más accesible y cómodo. Su finalidad principal es asegurar la independencia y libertad de movimiento dentro del hogar.

Existen varios tipos de salvaescaleras y ascensores que pueden instalarse en una casa, según nuestras necesidades. En este artículo, te contaremos las ventajas de cada tipo para que escojas la mejor opción para tu hogar.

Sillas Salvaescaleras

Comencemos por las sillas y pequeñas plataformas salvaescaleras. Estas consisten en una silla o plataforma motorizada que está diseñada para ayudar a personas con movilidad reducida a bajar y subir escaleras. Funciona desplazándose a través de un carril fijo que se adapta a la forma y largo de la escalera.

Se pueden clasificar de dos formas. Primero, hay que distinguir entre sillas y plataformas salvaescaleras. En segundo lugar, existen tipos específicos para cada salvaescaleras, según la escalera en la que se va a instalar y el tipo de funcionamiento del sistema.

Silla salvaescaleras

¿Silla o plataforma salvaescaleras?

Como sus nombres lo indican, al instalar un salvaescaleras en nuestra vivienda podemos escoger entre una silla salvaescaleras o una plataforma.

Las sillas salvaescaleras están diseñadas para personas que pueden caminar, pero cuenta con dificultades para movilizarse. Funcionan mediante una silla con motor que traslada a la persona a lo largo de las escaleras. Las dimensiones y diseño de la silla suelen adaptarse al tipo de escalera y a las necesidades de cada usuario. Por ejemplo, la silla puede contar con reposabrazos para ofrecer mayor soporte a sus usuarios o contar con asientos hidráulicos que ayudan a la persona a ponerse de pie.

Por otro lado, las plataformas salvaescaleras cuentan con una base que está especialmente diseñada para transportar a personas en sillas de rueda, sin necesidad de contar con ayuda externa y sin tener que bajarse de esta. Esto es especialmente útil, ya que la persona no tendrá la necesidad de contar con más de una silla para desplazarse en las diferentes plantas de la vivienda y el diseño de la casa no supondrá ya un obstáculo.

Plataforma salvaescaleras

Tipos de sillas salvaescaleras

Sillas salvaescaleras rectas

Se trata del tipo de salvaescaleras más común, pues las escaleras más habituales suelen contar con un tramo recto. En este caso, el riel en el que se desplaza la silla se adaptará al largo de la escalera, pudiendo llegar a medir unos 12 metros. Este diseño no necesita de obras complicadas para su instalación y se adapta fácilmente a los peldaños.

Silla salvaescaleras

 

Sillas salvaescaleras curvas

Como su nombre lo indica, este tipo de salvaescaleras está diseñado para adaptarse a escaleras con tramos curvos o con esquinas. Su diseño es más complejo, aunque existe la opción de utilizar carriles modulares prefabricados lo que agiliza la instalación. De igual forma, este tipo de salvaescaleras se puede diseñar a medida, para que se adapte perfectamente a las curvas y esquinas de cada escalera

Adicionalmente, este sistema tiene la capacidad de adaptarse a curvas negativas y positivas, siempre que estas cuenten con un ancho mínimo de 69cm.

Sillas salvaescaleras para exteriores

Este tipo de silla salvaescaleras están diseñado para asegurar su durabilidad y funcionamiento en zonas exteriores. Por lo tanto, se utilizan materiales con gran durabilidad, como asientos de plástico o rieles metálicos. Esto permite a estas salvaescaleras soportar diversas condiciones climatológicas, como calor, frío. Lluvia o sol.

Además de adaptarse a las condiciones al aire libre, también hay salvaescaleras especialmente diseñadas para ser utilizadas en piscinas, mediante el uso de palancas de mando. Esto aportará a las personas con movilidad reducida aún mayor independencia.

Tipos de plataformas salvaescaleras

Con respecto a las plataformas salvaescaleras, existen diversos tipos que sea adaptan a la arquitectura y posibles obstáculos que presenta cada vivienda o edificio.

Plataformas salvaescaleras verticales

Este tipo de salvaescaleras puede considerarse una combinación entre una plataforma y un ascensor. Su principal rasgo es que realiza su recorrido de forma vertical. Cuenta con protecciones interiores y una puerta, garantizando la seguridad de las personas que se desplazan en ellas.

Plataformas salvaescaleras inclinadas rectas

Como su nombre lo indica, este tipo de plataforma está diseñado para escaleras de tramo recto, tanto en espacios interiores como exteriores. Suelen ser compactas y estrechas, lo que asegura su versatilidad en escaleras de diferentes dimensiones.

Plataformas salvaescaleras inclinadas curvas

Este tipo de plataforma se adapta con facilidad no solo a escaleras curvas, sino también a escaleras rectas que cuentan con cambios de pendiente o descansillos. Por lo tanto, cuentan con la capacidad de adaptarse a distintos grados de inclinación.

Ascensores unifamiliares o domésticos

Otra opción para asegurar la movilidad e independencia en el hogar son los ascensores unifamiliares. Este tipo de elevadores, conocidos también como ascensor doméstico está diseñado especialmente para ser instalado en una casa, aunque también pueden adaptarse a otro tipo de construcciones como locales comerciales.

Son una gran alternativa para transportar objetos y personas, ya que son más económicos y requieren de menos requisitos que los ascensores convencionales. Este tipo de elevadores está especialmente diseñado para realizar recorridos cortos, de no más de 5 paradas o niveles. Su principal limitación es la velocidad, que no puede superar los 0,15m por segundo.

Entre sus principales ventajas, los ascensores unifamiliares cuentan con menos requisitos de altura, medida y foso, en comparación con ascensores convencionales. También son eficientes energéticamente, pues no requieren de ampliaciones de potencia en el hogar. Adicionalmente, gracias a sus características propias y proceso de instalación, tienen un menor coste que los ascensores convencionales.

Tipos de ascensores unifamiliares

Existen tres tipos de ascensores unifamiliares según el tipo de mecanismo que utilizan.

Ascensores hidráulicos

Este tipo de ascensor unifamiliar es el más común, gracias a su sencillo funcionamiento. Este elevador utiliza una bomba y un motor eléctrico para inyectar aceite a presión a través de un cilindro que activa un mecanismo para que la cabina ascienda. En el descenso, los ascensores hidráulicos utilizan su propio peso para que la cabina baje gradualmente, por lo que solo consumen energía en la subida.

Este tipo de ascensor se adapta con facilidad a espacios reducidos. Además, ofrece la posibilidad de instalar el cuarto de máquinas fuera del foso del ascensor y en cualquier planta de la vivienda. Se caracteriza por un funcionamiento silencioso y suave.

Ascensores eléctricos

El sistema eléctrico es el más popular en los ascensores convencionales. Sin embargo, este mecanismo también está disponible en ascensores unifamiliares de última generación. Funciona mediante correas dentadas y motores eléctricos de bajo consumo con tensión 220V monofásica.

Su costo es superior al de los ascensores hidráulicos. El motor eléctrico se instala en el foso del ascensor y su consumo energético no supera los 1,5KW. Adicionalmente, este tipo de elevadores cuenta con la ventaja de que puede realizar recorridos más largos, de más de 20 metros.

Ascensores neumáticos

Se trata del sistema más novedoso, que utiliza un mecanismo de aspiración, que extrae el aire del conducto del elevador. Por lo tanto, son los cambios de presión los que provocan el desplazamiento de la cabina del ascensor.

Este tipo de ascensor unifamiliar solo puede instalarse en espacio interiores y no requiere de un foso, sino que se instala sobre el nivel del suelo. Además, no requiere de espacio para la instalación de otros mecanismos y son bastante estéticos. Sin embargo, su coste y consumo energético es mayor que el de sus contrapartes, y su funcionamiento no es silencioso.

Como hemos podido comprobar, existen numerosas opciones, desde sillas y plataformas salvaescaleras hasta ascensores unifamiliares que pueden asegurar la independencia de movimientos de personas con movilidad reducida, dentro de su propio hogar. Diferentes mecanismos y precios se adaptan a las necesidades de cualquier usuario. Por lo tanto, las salvaescaleras y los ascensores unifamiliares son una gran alternativa para instalar en una vivienda.